Ante las imágenes emitidas por parte de una conocida casa televisiva , en la cual aseveran fuertes acusaciones sin fundamento alguno en contra de los gremios que conformaron el frente de trabajadores penitenciarios de nuestra institución, vinculándolos de forma maliciosa, en una supuesta operación política, llevada a cabo en las últimas movilizaciones del año pasado, las que aparentemente trajeron como resultado las desvinculación de máxima autoridad institucional de la época.

Este Directorio Nacional en representación de sus dirigentes y socios de base en general, viene en expresar lo siguiente:

1)Llama poderosamente la atención que un canal de televisión masivo, el cual debe estar regido a los principios de la ética profesional, teniendo además una gran responsabilidad social en el deber de informar a la ciudadanía, genere totalmente lo contrario en la opinión pública, fundamentando su reportaje solo en elucubraciones, dichos y confabulaciones que solo existen en la mente de quienes emitieron dichas aseveraciones, no entregando de forma precisa y objetiva antecedentes materiales que pudieran vincular las movilizaciones de año 2018 con una maniobra de complot entre los gremios y ciertas autoridades con la finalidad de sacar del cargo a la otrora directora nacional de la época.

2)En conformidad a lo antes señalado y como organización gremial, nos sentimos profundamente conmocionados, con la aparente intención de perjudicar a la actividad sindical (la cual es fuerte en nuestra institución) usando como herramienta un pseudo reportaje exprés de aproximadamente diez minutos (10) mancillando de un plumazo la honra, honestidad y trabajo de decenas de dirigentes a lo largo y ancho de nuestro país.

3)Es nuestra obligación informar, que las movilizaciones pasadas dieron como fruto el actual proyecto de ley que se discute en el congreso nacional el cual está próximo a ser aprobado por ambas cámaras, trayendo consigo una mejora sustancial en la carrera funcionaría de miles de trabajadores y trabajadoras de gendarmería.

4) Por último, como gendarmes y ciudadanos de este país, nos sentimos alarmados con la situación antes señalada, y que de forma recurrente algunos medios de comunicación, se sienten con el derecho de ser fiscales, jueces y verdugos, condenado al escarnio público a cualquier institución y/o persona sin los medios de prueba idóneos éticamente exigibles, no podemos como chilenos acostumbrarnos a naturalizar este tipo de prácticas, si bien es cierto, en Chile existe un estado de derecho que garantiza la libre expresión (celebramos está libertad), también exigimos que al momento de ser ejercida por los medios de comunicación, lo hagan con responsabilidad y respeto a los derechos fundamentales que a cada chileno les asistente por definición.

Directorio Nacional ANSOG