Slider

Entrevista al Tambor Mayor – Constanza Fuentealba Fernández

“Nunca se había visto que una mujer lidere toda la unidad de formación”

Foto 1Constanza Fuentealba Fernández, primera mujer Tambor Mayor líder de la banda de guerra de la Escuela de Gendarmería de Chile – ESFORPEN.
La hemos visto muchas veces en desfiles oficiales, ante las más altas autoridades del país y de nuestra institución, se trata de la Cabo Constanza Fuentealba F. de 20 años, oriunda de Coronel, VIII región.

Desde niña quiso seguir los pasos su tío, el Sargento 1ro Alexis Fernández, quien le enseñó e inculcó el amor por el verde boldo y a la función penitenciaria.

Alta, esbelta, con postura y seguridad, fueron los atributos que le hicieron convertirse en la primera mujer en dirigir un desfile oficial, con mucho esfuerzo, ensayo y “dolor”, logro dominar la guaripola y con ello ganarse el derecho de ser quien encabeza cada acto en honor a nuestra gendarmería.

Quisimos conocerla, conversar con ella, para que nuestros colegas sepan de la calidad humana y sencillez que enviste Constanza, representante mujer que por estos días deja bien puesto el nombre de Gendarmería de Chile.

  • ¿Qué te llevo a ingresar a gendarmería?

Mi tío Alexis Fernández es Sargento 1ro en Gendarmería, desde pequeña lo veía con su uniforme y me llamaba la atención, él me informó de qué se trataba esta institución y me motivó a postular. Postulé y gracias a Dios quedé enseguida.

  • ¿Tu sabías de antemano como era la vida del gendarme?

Claro, él se encargó de contarme lo bueno y lo malo de la institución.  En ese entonces él trabajaba en la cárcel de Coronel, conocí a los y las funcionarios en su lugar de trabajo y me comentaron cómo era la institución, los horarios, la escuela, con régimen distinto al que estaba acostumbrada.

  •  ¿Cuáles eran tus perspectivas antes de ingresar a gendarmería?

Yo iba a estudiar educación diferencial, estaba matriculada para entrar a la Universidad.  A la escuela postulé, pero no tenía la seguridad ganar el cupo, cuando me llamaron avisándome que estaba seleccionada, dejé todo y me vine a Santiago a ESFORPEN.

  •  ¿Cómo fue tu experiencia en la ESFORPEN?

Buenísima, gracias a Dios no se me hizo tan complicado el tema de la adaptación, a pesar de que yo soy hija única y todos me dijeron que convivir con tanta mujer iba a ser complicado, pero gracias a Dios me gustó mucho.

  • ¿Es más complicado convivir con mujeres que con hombres?

Si, siento que entre hombres hay más camaradería, la mujer es mucho más defensora de su espacio.  Pero con el correr de tiempo se crean lazos muy fuertes con compañeras que lamentablemente ahora están en el norte.

  •  ¿Qué fue lo que más te gusto en el año de estudio en la escuela?

Ser parte de la banda de guerra

  •  ¿Cómo entraste a la banda?

En un primer momento, mi capitán Arias, recuerdo que llegó mencionando que querían hacer una banda de guerra en la ESFORPEN, preguntó quienes estaban interesados sin dar mayor información.

Antes de esto no existía banda de guerra en la escuela, fue la primera.

Se acercó a mí y me dijo “usted va a ser la tambor mayor”

  • ¿Quién fue el precursor de la banda de guerra?

Mi suboficial Castillo junto con el director de escuela mi Coronel Alvear, fueron los precursores de la banda de guerra femenina.

Mi suboficial Castillo fue quien nos entrenó y enseñó, ya que no sabíamos nada.  Yo no tenía idea, solo lo que había visto en la Parada Militar.

  • ¿Qué atributos vieron en ti para nombrarte Tambor Mayor?

Que era alta, delgada, decían que tenía buena postura, como el detalle a simple vista.

En primera instancia me entraron el bastón y yo no sabía qué hacer, no tenía ningún conocimiento.  Solo dije “a su orden”.

  • ¿Asumiste inmediatamente?

No, había competencia, otra compañera fue seleccionada en conjunto, pero logré ganar el puesto de tambor mayor. Con arduo trabajo, incluso yo iba a buscar al instructor para que me enseñara.

  • ¿Cuál es la función del tambor mayor dentro de la banda de guerra?

Guía a la banda de guerra, marca el paso regular, los cambios de marcha, para marcar el piano cuando ya se van detener, para encajonar cuando quedan en frente de las autoridades o cuando ya pasó toda la unidad de formación.   Si yo me llego a equivocar, se equivocaría todo el resto de la unidad de formación ya que voy a delante de todos.  Tengo que estar muy concentrada.

  • ¿Quién conforma, quién hace la estructura del desfile?

Si estamos en un lugar cerrado yo tengo que ver los espacios, marcar mis puntos de referencia por donde voy a llevar a toda la unidad de formación, siempre tenemos ensayos previos a la ceremonia, yo organizo por donde va a pasar la banda.

En ocasiones yo acompañaba a mi suboficial Castillo a los lugares de ceremonia para ver los lugares por donde tenía que pasar.

Las marchas se coordinan con el batuta, por ejemplo, cuando pasa revista la Ministra de Justicia, tengo que hacer que las cajas toquen a la primera serie, cuando pasa el Director Nacional, a la cuarta serie.  Tengo que sabertodo de memoria.   O, previo se me acerca el batuta y me indica qué es lo que va a tocar, así coordinamos.

  • ¿Cómo fue el proceso para aprender a manejar la guaripola?

Yo pensaba que iba a ser muy complicado, mi cabo Muñoz había sido Tambor Mayor en años anteriores, él es parte de la banda instrumental. Él me enseñó.

Sufrí bastante, tenía todos los brazos morados, por la noche me daban calambres por la poca fuerza que las mujeres tenemos en los brazos.  Yo apenas podía hacer flexiones de brazos antes de entrar a la escuela.

Pero con ensayo diario me fui acostumbrando, haciendo manejo, los remolinos, las marcaciones, todo va en tener fuerza en los brazos.

  • ¿Cuál fue la reacción de tus compañeras de promoción al saber que eras la guaripola?

Contentas, motivadas.  Había otro tambor mayor (el año 2015) que era varón.  Todas me apoyaban y alentaban a quedarme con el puesto, porque nunca se había visto que una mujer lidere toda la banda de formación.

  • ¿Qué sientes como mujer al tener esta responsabilidad?

Orgullosa, muy feliz.  Se me han acercado colegas funcionarias más antiguas que me han felicitado, que me han dicho lo orgullosa que se sienten al tener una colega en este puesto tan importante.  Por ello le pongo empeño para que salga lo mejor posible.

  • ¿Viene recambio?

Ahora le estoy enseñando a una alumna nueva, la gendarme Lobos, para que el día de mañana ella pueda tonar este puesto y tener continuidad.    Que el varón y mujer tengan misma posibilidad de ser Tambor Mayor.

  • ¿Cuáles son tus expectativas una vez que dejes el cargo?

Espero poder terminar de entregar mis conocimientos a otra alumna y luego ir donde me requiera la institución.

La cabo Fuentealba egresa de ESFORPEN en la promoción de diciembre del 2015.

PRENSA ANSOG

Mapa ubicación

Contacto

Pedro Montt 1902 – Santiago
Fono: 02 27151400