COMUNICADO PÚBLICO 28 DE SEPTIEMBRE 2013

Ante la decisión del cierre del penal de Cordillera por parte del Presidente Sebastián Piñera, manifestamos lo siguiente:

Lamentamos profundamente que ante acciones de la prensa, el Gobierno de cuenta sobre la existencia de dos abismantes realidades en el sistema penitenciario nacional, como es la existencia de presos de primera y segunda clase.

  1. Si bien es cierto que compartimos plenamente la decisión del Primer Mandatario referente al cierre del Penal Cordillera, este solo hecho demuestra que en Chile no existe una Política Penitenciaria consistente y coherente, ya que en este caso solo gracias a la acción de la prensa se pudo constatar la existencia injustificada de cárceles especiales, que en la práctica son una afrenta a la dura realidad de la mayoría de las cárceles chilenas.
  2. Como Asociación desde su fundación en el año 2006 ANSOG ha denunciado sistemáticamente la grave crisis que afecta al sistema penitenciario nacional y que se ve reflejada en las horribles condiciones de vida de más de cincuenta mil personas recluidas y por cierto con las pésimas condiciones laborales a las que están sometidos gran parte del personal de Gendarmería de Chile, desafortunadamente esto no ha hecho eco en las autoridades de turno que en materias penitenciarias solo han improvisado y actuado conforme a intereses particulares y partidistas.
  3. Nos parece una aberración que hechos como la tragedia de la Cárcel de San Miguel y hechos posteriores en el ámbito carcelario no hayan servido para iniciar una modernización definitiva y radical al sistema penitenciario por el Gobierno y que solo fueron utilizadas en su minuto por políticos y pseudos expertos para ganar notoriedad, como país no podemos permitirnos darnos el lujo de vulnerar día a día derechos básicos de presos y funcionarios.
  4. Es de esperar que la actual discusión respecto a las condiciones privilegiadas de los presos de Cordillera y Punta Peuco sirva en alguna medida para instalar un debate serio respecto a cómo enfrentar la dramática forma en que la sociedad ve el problema penitenciario y sus posibles soluciones, no es licito y no se justifica que en un país moderno y en pleno desarrollo persista el hacinamiento carcelario con todas sus consecuencias nefastas y que el personal penitenciario chileno continúe trabajando en turnos inhumanos y arcaicos.
  5. El 10 de septiembre del presente año ANSOG realizó un paro nacional con el objeto de exigir el cumplimiento de compromiso firmado por el Presidente Sebastián Piñera con ANSOG, documento en que acodaba asumir demandas históricas del personal penitenciario, al día de hoy se encuentra en funcionamiento una mesa negociadora con el Ministerio de Justicia que tiene como fecha critica de presentación de propuesta de parte del Gobierno el día jueves 03 de octubre, por lo tanto como Asociación y funcionarios nos encontramos en total alerta ante dicha propuesta.
  6. Por último, emplazamos a los y las candidatos a la presidencia a pronunciarse en forma clara y oportuna a señalar cómo enfrentarán en sus programas de Gobierno el problema penitenciario, ya que solo hemos escuchado propuestas de seguridad pública, las cuales sin razón alguna no están aparejadas a Gendarmería de Chile, lo cual a nuestro entender es una irresponsabilidad, debido a que necesariamente la prevención del delito va de la mano de la rehabilitación y reinserción de la población penal y por supuesto con tener una institución penitenciaria moderna, eficiente y eficaz.

Directorio Nacional
Asociación de Suboficiales y Gendarmes de Gendarmería de Chile