“Con los gendarmes que tenemos no podemos atender el juicio oral del caso Luchsinger”

Juan Carlos Poblete G.

El déficit de funcionarios de Gendarmería en las dependencias de Tribunales de Temuco, que quedó al descubierto luego de una riña en el acceso al Juzgado, es una problemática que ha sido una preocupación constante para el dirigente de Ansog, Carlos Martínez.

En conversación con El Austral, el funcionario expresa que continuará solicitando refuerzos para ese recinto, ya que la baja cantidad de personal aumenta el riesgo de incidentes en un juicio oral con una cantidad de imputados tan alta como la del caso Luchsinger Mackay, donde además de custodiar a los 11 acusados, se deberá resguardar a los magistrados, la defensa, la Fiscalía y la integridad de los familiares de ambas partes.

-A su juicio, ¿es insuficiente la cantidad de personal de Gendarmería que resguarda las dependencias de tribunales en Temuco?

-En Temuco existe una falta de personal de Gendarmería en Tribunales. Este es un tema que nosotros como dirigentes hemos dado a conocer desde hace un largo tiempo, tanto a la autoridad regional como nacional para que tomen acciones.

-¿Eso los pone en riesgo a ustedes como funcionarios, también?

-Nos pone en riesgo ante cualquier eventualidad que puede ocurrir al interior de las salas. Nosotros hemos solicitado que se nos dote de más funcionarios.

-¿Y por qué ocurre este déficit de funcionarios?

-Nosotros responsabilizamos que tanto este Gobierno como los anteriores no han tomado el peso a Gendarmería como institución, en el sentido de que no han gestionado una mayor dotación desde hace años.

-¿Aumenta el riesgo de fuga en Tribunales ante la baja cantidad de personal de Gendarmería?

-La riña puso en evidencia la situación de que no hay el personal suficiente como para que nosotros podamos cubrir todos los espacios de Tribunales. Hay personal de guardias de una empresa externa que están dedicados a controlar eso, nosotros también podríamos hacerlo, pero por la falta de personal no lo hacemos. No podemos dejar las salas (del Tribunal de Garantía) botadas para ir a solucionar un problema en un pasillo, porque se nos pueden fugar los imputados. Que haya uno o dos funcionarios por sala es insuficiente.

-¿Y, entonces, cuál es la función de Gendarmería en específico en Tribunales?

-En Tribunales no hay un protocolo sobre lo que nosotros realmente cubrimos. Como funcionarios lo que sabemos es que nuestra función está dentro de la sala de audiencias. Se supone que hay guardias externos que cubren los pasillos y el hall de acceso, pero no hay un protocolo con documentación escrita en el que se estipule qué es lo que cubre y no cubre Gendarmería. Puede que ayer (martes) haya habido funcionarios de Gendarmería, pero si hubieran intervenido, los familiares dirían “¿y por qué se metieron, si hay guardias?”, de la misma forma podría haber salido lesionado o agredido un funcionario que buscaba detener la riña, y en ese caso hubiesen dicho “¿y por qué se metió el gendarme, si eso no le corresponde?”. Entonces nadie nos indica cuál es nuestra función en específico.

Juicio numeroso

-Con la cantidad actual de funcionarios, ¿son capaces de atender el futuro juicio oral del caso Luchsinger Mackay?

-Nosotros hemos cubierto todos los controles de detención y las audiencias que han habido en el caso Luchsinger, pero han sido en salas de controles que son para una baja cantidad de personas. Ahora se está preparando el juicio oral en un espacio más amplio, y para ello se va a tener que necesitar más personal. En audiencias numerosas anteriores han tenido que venir funcionarios que trabajan en las oficinas a reforzar. Por eso necesitamos que se nos refuerce con más personal, porque con la cantidad de gendarmes que tenemos no podríamos atender un juicio con la cantidad de imputados como en el caso Luchsinger.

-¿Y cuántos funcionarios faltan?

-Nos faltan al menos unos 10 funcionarios al interior de esa sala de juicio. Porque hay otras salas y tenemos que seguir atendiendo otros controles de detención, otras de audiencias programadas y otros juicios, y no podemos dejar de cubrir las otras salas para cubrir un solo juicio.

-¿Faltan recursos?

-Creemos que actualmente el Estado no inyecta los recursos para dotar de personal suficiente a todas las secciones. Nosotros vemos constantemente que a Carabineros, la PDI y al Ejército les llegan muchos recursos, pero como nosotros somos un servicio público dependiente del Ministerio de Justicia, no nos llegan los recursos que nosotros realmente necesitamos.

“Para el juicio oral que se está preparando, del caso Luchsinger, se va a tener que reforzar con personal”. “En Tribunales no existe un protocolo que estipule la función y facultades que recaen sobre Gendarmería”. “Como somos un servicio público dependiente del Ministerio de Justicia, no nos llegan los recursos que realmente necesitamos”.”

GRAN CANTIDAD DE TRASLADOS DE IMPUTADOS

El dirigente de Ansog, Carlos Martínez, explica que la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP) no solo se dedica al resguardo de salas de Tribunales, sino también son la unidad de primera respuesta en caso de conflictos al interior de los centros penales y además, se encargan de los traslados de imputados. Sobre este último punto, Martínez dice que los móviles institucionales para traslados se hacen pocos. “Somos la Región con más unidades penales del país y hacemos más de 250 traslados (de imputados) mensuales a distintas centros penitenciarios, además de 80 traslados a otras regiones. Para eso tenemos que agotar los medios porque no contamos con los móviles suficientes”, explica.