Corte de Apelaciones denunció condiciones “inhumanas” en penales de Santiago

Fuente:
logo_cooperativa

  • Comisión acusó que los internos viven hacinados y sin servicios básicos.
  • Colina II, Santiago I y Til Til son algunos de los recintos más críticos.
Referencial Agencia Uno

La Corte de Apelaciones de Santiago criticó las deplorables condiciones en las que viven los reos en los centros penitenciarios de la región, de acuerdo a un informe presentado este martes por la Comisión de Visita de Cárceles de la institución.

En diciembre pasado, la comisión presidida por la ministra Romy Rutherford visitó 13 recintos, y en relación al centro Colina II, advirtieron deficiencias en las celdas de aislamiento, las que son “absolutamente inhumanas”, de acuerdo al texto.

“Las condiciones de estos recintos, veinte celdas sin luz natural ni patio, son absolutamente inhumanas, sus dimensiones, que no superan los ocho metros cuadrados, albergan hasta catorce personas y cuentan también en su interior con un ‘baño turco’ para que los sujetos realicen sus necesidades fisiológicas en el mismo sitio. El hedor, oscuridad y pestilencia en la que deben además recibir alimentos a puerta cerrada fue corroborado directamente por los comisionados”, recalcaron.

Sobre la ex Penitenciaría, indicaron que presenta “insuficiencias, destrucción y falta de higiene evidentes, así como rotura de cañerías que mantienen un pérdida constante de aguas corriendo en los pisos (…) Conjuntamente con aquella situación, persisten las instalaciones eléctricas irregulares, que constituyen una amenaza permanente, no sólo de electrocución de algunos internos”.

“No puede dejar de observarse las precarias condiciones en que pernoctan los funcionarios de Gendarmería dentro del penal (…) las dependencias por ellos habitadas están en pésimo estado de mantenimiento, hacinadas, sucias y carentes de luz, encontrando incluso basura amontonada en los pasillos y rincones de las dependencias de descanso, situación ésta que en algunos casos no se diferencia mucho de aquella forma de vida que actualmente mantienen los reclusos”, continúan.

Santiago I y Santiago Sur

En cuanto al Centro de Detención Preventiva Santiago I, la comisión denunció que “es urgente realizar aquí una revisión profunda de los incumplimientos en que ha incurrido la empresa concesionaria y, consecuencialmente, analizar si ello acaso no justificaría poner fin a dicho contrato atendidas las graves falencias constatadas“.

“La situación de reposición de servicios básicos como agua potable y electricidad en módulos constituye un requerimiento básico y urgente que no solo atenta con la provisión de dichos servicios, sino que configura una situación de alta inseguridad para el personal penitenciario, el que en la actualidad se ve obligado a ingresar a ciertas áreas provisto de linternas personales a falta de luz”, indicaron.

Junto a esto, criticaron la alimentación de los internos de esta unidad penal, quienes plantearon que se les entregan alimentos fríos y panes semicongelados, pasando un largo tiempo sin alimentación, ya que cenan a las 17:00 horas y consumen su desayuno a las 09:00 horas del día siguiente.

“En efecto, aquel alimento se les reparte a eso de las 17:00 horas, luego de lo cual no reciben bocado alguno hasta las 09:00 de la mañana del día siguientes, sin que exista en este recinto –a diferencia de otros– la posibilidad de que los propios internos, a través de sus familiares, puedan proveerse algunos alimentos adicionales para morigerar aquel prolongado lapso de tiempo sin comer”, manifestaron.

Colina II es uno de los centros más cuestionados (Foto: Agencia UNO)

Sobre el Centro de Detención Preventiva Santiago Sur, la comisión lamentó “el retroceso que significó volver incorporar población penal en calidad de imputados dentro de esta unidad”.

“Resulta frustrante volver a una situación que se creía ya superada, con aquella medida adoptada en septiembre de 2015, al redestinar 128 imputados al CDP Santiago Sur provenientes del Centro de Detención Preventiva Santiago Uno, unidad creada precisamente con el objeto de cumplir tal cometido, que aparece como un punto que urge revertir a la brevedad”, añaden.

“En ocasiones, (la situación) llega a estar reñida con lo más elementales estándares que exige dignidad humana. La cantidad de internos que duermen casi apilados, unos sobre otros, en reducidos espacios, con nula ventilación y luz natural, en condiciones insalubres, con presencia de chinches y otros parásitos”, recalcaron.

Til Til y Punta Peuco

Mientras tanto, en el Centro de Reclusión Cerrado Masculino Til Til el agua potable “depende directamente del abastecimiento de agua de pozo administrado por el penal Punta Peuco, considerando, además que la unidad que alberga a menores está ya a un nivel crítico de funcionamiento con 100 jóvenes, que es el número máximo de la población que es posible albergar“.

La Comisión observó también con atención las “malas condiciones en las que se encuentran las dependencias o ‘ranchos’ en los que deben permanecer los funcionarios de Gendarmería a cargo de la custodia perimetral del recinto, lugar estrecho y hacinado, con filtraciones de agua desde el baño hacia un dormitorio, todo lo que ya había sido consignado en la visita anterior, sin constatarse avance alguno, desde que las escasas reparaciones no resultaron suficientes para mitigar estas falencias”.

Finalmente, Punta Peuco “presenta grandes dificultades para los desplazamientos a centros de salud imprescindibles para los internos, atendida especialmente la edad avanzada de muchos de ellos, en particular, la asistencia a centros de diálisis”.

Además, se recibieron reclamos sobre la restricción de visitas, particularmente de familiares de internos de menos recursos.

Recintos analizados

La comisión visitó el Centro de Detención Preventiva Santiago Sur (ex Penitenciaría), el Centro de Detención Preventiva Santiago I, la unidad especial de Alta Seguridad, el Centro de Reclusión Cerrado Masculino de Til Til, el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Punta Peuco, el Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina II y el Centro de Cumplimiento Penitenciario Santiago I.

Además, visitaron la unidad de atención psiquiátrica de imputado del hospital psiquiátrico Dr. José Horwitz, el Centro de Reinserción Social Manuel Rodríguez, el Centro de Educación y Trabajo Metropolitano, el Centro de Internación Provisoria Mixto, el Centro de Régimen Cerrado Femenino San Francisco y el Centro Semicerrado Femenino de Santiago.

Descargar El informe de la Corte de Apelaciones

pdf

 

Audio Nota Radio Cooperativa