Gremio de gendarmes denuncian que sólo dos psicólogos atienden a cinco mil funcionarios en Santiago

Foto: El Mercurio (Archivo)
Foto: El Mercurio (Archivo)

Nuevamente un funcionario de 19 años se suicidó durante sus horas de servicio en la penitenciaria de Quillota, disparándose en la cabeza y sumándose a lo que pasó en la cárcel de Colina hace menos de un mes.
SANTIAGO.- La madrugada del lunes, un gendarme de 19 años murió en la penitenciaria de Quillota, en la región de Valparaíso, tras dispararse en la cabeza con su arma de servicio en una de las torres de seguridad. La situación no es nueva en la institución: en agosto de este año, otro funcionario de 20 años, se suicidó en la cárcel de Colina I.

El funcionario de iniciales M.A.G, era de Constitución, Séptima Región, y llevaba 20 días trabajando, sin días libres, según explicó el cuarto director de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes (Ansog), Jorge Pinochet, quien agregó que el joven dormía unas cuatro horas diarias como máximo.

Hay una alerta, una luz roja encendida hace rato y que el director nacional –Jaime Rojas- y todo el equipo que tiene de asesores tienen que tomar la precaución del caso. Aquí no hay tiempo de espera para intervenir Gendarmería en lo que es atención hacia sus funcionarios“, afirmó Pinochet.

Departamento de apoyo psicológico

Tras este nuevo hecho, la Ansog aseguró que es necesario que Gendarmería entregue más atención psicológica a sus funcionarios. “En la región Metropolitana, dónde hay cinco mil funcionarios, sólo hay dos psicólogas. Dos para cinco mil. ¿Es un chiste, no? Pero así funciona el tema“, critico el cuarto director.

Con esta crítica está de acuerdo el presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup) Juan Carlos Orellana. “El grave problema acá es la atención de salud mental del personal de Gendarmería, que no existe“.

Además aseguró que Gendarmería es un servicio público que no se puede comparar con otros casos, dado las condiciones laborales que tienen que experimentar. “Trabajamos con violencia al interior de unidades penales, riñas, intentos de motines día a día y agresiones, entonces después de cada situación no hay una ayuda para el personal involucrado en esos temas“.

Tanto Orellana como Pinochet afirmaron que en reiteradas ocasiones han hecho saber al director nacional del servicio, Jaime Rojas y a sus antecesores, la necesidad de crear un departamento de apoyo psicológico para Gendarmería.

Largas horas de trabajo y reclutamiento

Para Juan Carlos Orellana, los suicidios al interior de los centros penitenciarios se pueden asociar a dos factores. Primero, que existe un problema con el sistema de turnos. “Tienen que poner más atención en crear un modo para que el personal no se sobrepase las horas de trabajo que tienen que tener normalmente“.

La segunda problemática es en “el reclutamiento de selección del personal. Muchas veces hay problemas que se arrastran en algunos casos, algún desequilibro mental y que puede llevar a decisiones como las del compañero de Quillota y Colina”.

Desde Ansog mantienen que los 20 días que llevaba trabajando el funcionario de Quillota se iban a extender hasta después delas Fiestas Patrias, “Iba a ser como un mes sin un día libre. ¿Qué servicio público trabajan 30 días sin ningún día libre? Si ya no hay esclavitud en Chile“, argumentó José Pinochet.

Fuente:

logo_emol