Palabras del presidente nacional, 10 años.

12240131_10207672682630912_8415398670115383067_n

Muchas veces uno sueña con cientos de cosas o anhela cumplir distintas metas en la vida personal y funcionaria, cuando era un gendarme común y corriente en los muros de la Ex Penitenciaria nunca llegué siquiera a pensar que llegaría hasta donde hoy me encuentro, evidentemente siempre tuve un juicio crítico de todas las precariedades que se vivían en aquellos años y que hasta hoy no han cambiado demasiado en nuestra Institución, sin dudas como cualquier joven soñaba con mejorar mi destino, pero antes era mucho más difícil que hoy, Gendarmería era pobre pero mucho más estructurada y quienes luchaban por los derechos del personal lo hacían pensando en primer, segundo y tercer lugar  en su propio bienestar  y recién en el cuarto por el bien común.

Transité por distintas unidades penales del país por voluntad propia buscando ese destino que había soñado para mi y en ese camino cometí muchos errores y aciertos pero nunca deje de cumplir con mi deber y obligaciones, siempre en mi trabajo velé por el bien común y en cada oportunidad que tuve traté de ayudar a quien lo necesitara, precisamente esa vocación de ayudar desde mi humilde vereda me llevó a ser parte de una Asociación que se encontraba en nacimiento y que representaba plenamente mis ideales personales e institucionales, por primera vez en años existía un nuevo discurso y forma de hacer gremio en Gendarmería, por primera vez los Dirigentes inspiraban confianza y eso sin lugar a dudas me inspiró y motivó para formar la primera Directiva Provincial en Valparaíso, una unidad compleja y con una historia marcada por la corrupción y compromisos de sus históricos representantes del personal, eso no nos amilanó jamás y hoy con orgullo puedo indicar que  nuestra Asociación es mayoría en Valparaíso Unidad a la que aun pertenezco.

Toda esa historia de vida me llevó irremediablemente a liderar ANSOG, lo cual agradezco y cada día trato de hacer de la mejor manera posible, siempre actuando por el bienestar de todos, incluso anteponiendo mi tiempo libre y familiar para dedicarlo a esta gran obra que es nuestra Asociación, agradezco a los hombres y mujeres que aquel dos de noviembre de 2006 decidieron cambiar sus destinos y los de miles de funcionarios al fundar ANSOG,  la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes, vuestra Asociación.

Dedicar palabras de aprecio a cada uno de los integrantes de la Directiva Nacional y Directivos Provinciales de todo el país por su constante apoyo y entrega a esta noble causa.

Finalmente dar las gracias a ustedes los socios y socias que permiten y han hecho de nuestra Asociación una de las más grandes e importantes del país, no puedo olvidar de indicar que hoy más que nunca renovamos el compromiso de seguir luchando por respeto, justicia y dignidad para cada uno de ustedes.

Atentamente

Joe Fco. González Barraza
Presidente Nacional ANSOG